LUCHANDO CONTRA LA FRUSTRACIÓN, EL ESTRÉS Y LA AUTOEXIGENCIA - Psicólogo Málaga Centro

 

LUCHANDO CONTRA LA FRUSTRACIÓN, EL ESTRÉS Y LA AUTOEXIGENCIA

En una sociedad en la que la competitividad y la autorrealización en el  ámbito profesional se presentan como requisitos indispensables para la consecución de nuestra felicidad, nos encontramos con frecuencia con personas que sufren, que sucumben ante el estrés y la frustración porque no son capaces de afrontar todo lo que se proponen y se sienten menos válidos por ello. Sin embargo, hay una pregunta básica que pueden realizarse en esos momentos: ¿Por qué hago esto? ¿Qué quiero conseguir y por qué? Y  en ese momento, aparece la respuesta: Tengo que hacerlo para asegurarme un futuro y poder ser feliz.

Vivimos tan condicionados por ser felices en un futuro, que no nos paramos a pensar en nuestro presente. ¿Qué pasa con nuestra felicidad actual? Muchas personas viven condicionadas por la idea de que deben sacrificarse por el bien futuro en el presente, y se olvidan de que hay un objetivo principal que rige nuestra vida: nuestro bienestar, nuestra salud, nuestra felicidad actual. Pero el concepto de felicidad es bastante subjetivo, ya que no existe una misma definición para todas las personas. Ante esto, podemos plantearnos como objetivo vital algo más específico y concreto, como estar BIEN en el presente y en el futuro, estar saludable, sentir bienestar, tranquilidad, calma, satisfacción, y un sinfín de estados y emociones positivas cada día. Pero muchas personas viven el día a día sin plantearse ese objetivo principal, o sin pararse a pensar en él, luchando por alcanzar otras metas que se establecen como son cumplir con plazos laborales, compromisos, obligaciones…, situaciones que generan un malestar en la persona que les deja bien lejos de alcanzar esa meta establecida.

No quiero decir con esta reflexión que no nos establezcamos metas que perseguir, ni que dejemos de luchar por conseguir nuestros sueños. A donde quiero llegar es a que seamos más flexibles. Si no alcanzamos nuestro objetivo en ese momento, no nos autocastiguemos, no seamos ni tan exigentes ni tan duros con nosotros mismos. Queremos alcanzar ese objetivo porque pensamos que nos hará felices, pero tomar esa actitud contra nosotros mismos no nos ayuda a alcanzar nuestro objetivo principal: nuestro bienestar.

Por tanto, os ofrezco unos  consejos para que tratéis de aplicarlos y, de este modo, os sea más sencillo alcanzar ese bienestar:

  1. Ten presente siempre tu objetivo principal: tu bienestar (consecución de estados y emociones positivas a diario) y el de los tuyos
  2. Actúa para ayudar a conseguir ese bienestar, sin perjudicar el bienestar de los demás
  3. Organiza y prioriza tus tareas. Puedes ayudarte de un planning o una agenda, pero  nunca dejes de lado tu meta vital, por lo tanto, busca siempre tiempo que dedicarte a ti mismo.
  4. Si no cumples con lo que te estableces, no te autocastigues. Revisa tu planning, ya que es posible que te hayas establecido unas tareas demasiado exigentes e imposibles de realizar en su totalidad. Si es así, adáptalo. Recuerda tu meta vital.
  5. Reflexiona sobre si lo que haces te produce o no bienestar, y atiende a todos los momentos del día que te generan emociones positivas.
  6. Realiza un resumen al final de cada día de todos los momentos que te han generado emociones positivas y refuérzate por haber cumplido con las tareas.

About En Wai Zhou Lin
Psicóloga Sanitaria Cognitiva Conductual

Share Button

En Wai Zhou Lin

Psicóloga Sanitaria Cognitiva Conductual

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>