SER DIFERENTE NO LEVANTA BARRERAS - Psicólogo Málaga Centro

 

SER DIFERENTE NO LEVANTA BARRERAS

Dada la importancia que tiene para las personas el sentirse aceptados por sus iguales, se produce un fenómeno curioso que afecta a gran parte de la población: la necesidad de ser normal. Esto tiene lugar porque se comparte la idea de que, si somos diferentes, correremos más riesgos de exclusión por parte de las personas que nos rodean y, por tanto, no seríamos aceptados socialmente. Esto ocurre con más fuerza y frecuencia en la adolescencia, etapa donde nuestro círculo social juega un papel muy importante en la conformación de nuestra personalidad y autoestima.

En el caso de los chinos de segunda generación, hay una diferencia clara que se observa a simple vista: los rasgos físicos. Además, las costumbres que se llevan en casa, los horarios, los hábitos, el tiempo de ocio en la calle del que disponen, etc. son otros aspectos en los que difieren con respecto al resto de compañeros de clase.

las diferencias no levantan las barreras

El problema se encuentra en esa asociación errónea entre “diferente y no aceptado”, ya que en muchas ocasiones, actuamos en consecuencia de interpretar las situaciones basándonos en esa asociación. Cualquier circunstancia a la que nos enfrentemos que no salga como nos gustaría, la achacaremos a ese motivo. Cuántas veces habremos pensado: “Se ha reído de mí porque soy chino”, “no le gustaré porque soy chino”, “si me dejan solo es porque soy chino”. ¿Y qué ocurre cuando pensamos esto? ¿Cómo nos sentimos? Se genera una sensación de inseguridad, culpa, impotencia, porque… ¡no podemos cambiar lo que somos! “Es tan injusto haber nacido así… “. Por tanto, actuamos en consecuencia, y nos aislamos o nos creamos un escudo para protegernos del rechazo o incluso llegamos a estallar de rabia.

Recuerdo que, cuando era pequeña, deseaba haber nacido con la familia, los rasgos físicos y la vida de una de las compañeras de clase más populares. Achacaba mis problemas al hecho de ser china. Durante muchos años arrastré esa mochila, con esa asociación hasta que, me di cuenta de que, con mi actitud al creerme esa asociación, fui yo misma la que levanté las barreras.

Ser diferente no tiene por qué ser negativo ni motivo de no aceptación. No te aceptan porque, si no te aceptas tú mismo, no vas a actuar con la seguridad necesaria para que te acepten.  Tenderás a aislarte, a no relacionarte, a estar triste o de mal humor constantemente, a tener miedo y, en conclusión, a no disfrutar de las relaciones sociales. Necesitamos cambiar el concepto y aceptar que las diferencias están presentes, pero que éstas suelen enriquecer las relaciones con aprendizaje y conocimiento. Así que, te animo a que des el primer paso: acepta que eres diferente, y empieza a quererte primero tú mismo. 

About En Wai Zhou Lin
Psicóloga Sanitaria Cognitiva Conductual

Share Button

En Wai Zhou Lin

Psicóloga Sanitaria Cognitiva Conductual

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>